El arte de enhebrar silencios

La lectura de un libro-álbum (cada cual arma su dieta literaria como quiere, o puede) se parece mucho a comer chocolate, puro placer que no sólo ingresa por la boca, sino también por los ojos. Tal vez por eso abordamos La orfebrería del silencio – La construcción de lo no dicho en los libros-álbum (Comunicarte, 2016) con cierto ánimo goloso. No nos equivocamos. Fue como ver a un maestro chocolatero develando los secretos de su arte.

En La orfebrería del silencio, Cecilia Bajour pone el foco en el rol que el silencio cumple en los libros-álbum, donde palabra e ilustración colaboran o se debaten página tras página para que los lectores más jóvenes (y los otros también) descubran sentidos y elaboren disfrutes. Buena parte de la obra está formada por la reelaboración de artículos y ponencias que Bajour (profesora en Letras por la UBA, Magister en Libros y Literatura para Niños y Jóvenes por la Universidad Autónoma de Barcelona, co-directora de la Especialización de Estudios Avanzados en Literatura Infantil y Juvenil de la UNSAM) presentó en congresos y simposios relacionados con la LIJ. En cada capítulo se analizan las estrategias empleadas en distintos libros-álbum relativamente modernos, y los posibles modos de lectura a los que estas estrategias invitan, pero siempre con el silencio como aliado en la construcción de sentido.

Quien la haya tenido como docente (tal el caso de quien suscribe) sabe que Bajour es metódica, rigurosa y que transmite los conceptos de manera más que asequible. Sin embargo, también comprende que Bajour tiene una postura filosófica tomada frente a la creación y el consumo de esta clase de contenido, particularmente en relación al sobredecir o sobremostrar que exhiben buena parte de los libros-álbum industriales, cuyo efecto no es otro que esterilizar la experiencia de la lectura, asfixiando la libertad del lector y delimitando los posibles abordajes e interpretaciones. En esta línea, Bajour sigue los preceptos de las grandes escritoras y pensadoras de la LIJ, explícitamente: María Adelia Díaz Rönnner, claro.

En la vida hay silencios impuestos, y silencios elegidos. Los primeros acobardan y someten, los otros son el último bastión de la resistencia. Muchos de los silencios que describe Bajour a menudo se ubican en esa franja analógica e intangible entre lo textual y lo icónico, a la que (afortunadamente) los mediadores de lectura más autoritarios no pueden acceder.

Para quienes quieran entender la complejidad que subyace en la construcción de un buen libro-álbum, resultará útil el análisis del uso de la metonimia, los estereotipos, los puntos de vista, los desbordamientos, los efectos de lectura, la construcción de sentido en páginas sin palabras, la colaboración o el contrapunto entre lo textual y lo icónico… siempre basados en libros-álbum concretos. También resultan esclarecedoras las comparaciones entre el contenido de los libros-álbum y la poesía.

Cecilia Bajour, junto a Pablo De Santis, en el III Simposio de Literatura Infantil y Juvenil en el Mercosur, celebrado en el predio de la UNSAM en San Martín (2013).

Ciertamente, un libro como el que se propuso Bajour planteaba un problema importante, pero a menudo soslayado por cuestiones económicas y prácticas, o de esnobismo académico. ¿Cómo hacer para que un lector que no tuviera en su biblioteca los libros de referencia pudiera seguir y comprender el análisis esbozado? Hemos leído numerosos autores, cuyos objetos de análisis parecen lejanos a la cotidianeidad, cuando no completamente inaccesibles (pues se hace necesario reconstruir en nuestra biblioteca el sendero de lecturas de quien está exponiendo). Al menos en lo concerniente al amplio abanico de libros-álbum trabajados por Bajour, la inteligente edición de Comunicarte ha podido salvar muy dignamente la cuestión, reproduciendo miniaturas de las páginas analizadas, y a todo color. Así, la obra resulta más accesible a quienes no están vinculados directamente con el mundo infantil, o del análisis literario y de la LIJ en particular.

Por la especificidad del objeto de estudio, por la carencia de otras obras similares en el mercado argentino, y por la oportunidad (basta visitar una librería para entender la coyuntura favorable), La orfebrería del silencio resulta un trabajo muy bienvenido.

Alejandro Alonso, 2016

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Docentes, Ensayo, ilustración, libros, Literatura Infantil, narrativa, poesía y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s